skip to main content

Discutiendo la agenda de desarrollo sustentable

Mariano Fressoli & Valeria Arza

30 January, 2015

Mariano Fressoli and Valeria Arza present the newly opened center STEPS (Social, Technological, Environmental Pathways to Sustainability) in Latin America. They describe the purposes of the center as well as its current projects. The challenges that mobilize the creation of the STEPS center in Latin America are several. On one hand, it seeks to analyze the rapid social and environmental changes affecting our societies, such as climate change, political transition towards more sustainable societies, and the emergence of new technologies, without losing sight of the need to address the growing problems of inequality and social exclusion that these changes may bring. On the other hand, it looks forward to finding patterns and trends to help understand the overall characteristics of these challenges while comprehending their local particularities.

A partir de 2014, STEPS Center (Social, Technological, Environmental Pathways to Sustainability) de la Universidad de Sussex ha comenzado a construir un Consorcio global de centros de investigación e intervención que incluye instituciones en India, Kenia, China, Suecia, Inglaterra, Estados Unidos y Argentina. Los desafíos que movilizan la creación del consorcio STEPS son varios. Por un lado, se propone analizar los rápidos cambios sociales y ambientales que afectan nuestras sociedades, tales como el cambio climático, las políticas de transición hacia sociedades más sustentables, y la emergencia de nuevas tecnologías, sin perder de vista la necesidad de atender los crecientes problemas de desigualdad y exclusión social que estos cambios pueden producir. Por otro lado, se trata de encontrar patrones y tendencias que ayuden a entender las características globales de estos desafíos al mismo tiempo que se da lugar a la comprensión de las particularidades locales. Frente a la creciente complejidad de estos problemas, es clave la capacidad para repensar la agenda de ciencia, tecnología e innovación y proponer nuevas políticas que dialoguen con la agenda de desarrollo a nivel internacional. Por último, pero no menos importante, es relevante encontrar formas novedosas de comunicar estos desafíos a una audiencia más amplia y vislumbrar mecanismos de participación y colaboración en la construcción de tecnologías y conocimientos para la sustentabilidad. 

Uno de los puntos clave en los que se apoya el Consorcio STEPS para enfrentar estas problemáticas es la concepción de caminos alternativos de desarrollo sustentable (alternative pathways towards sustainability).

Esta visión cuestiona la idea de catching-up que domina buena parte de la agenda de investigación y de políticas sobre desarrollo. La teoría catching-up estudia los factores y las condiciones que permiten acelerar el aprendizaje en los países en desarrollo para alcanzar la frontera tecnológica definida normalmente por actores de los países desarrollados. Reduciendo el argumento al absurdo, la visión de catching up supondría que existe un único camino hacia el desarrollo -determinado por quienes ya lo transitaron-  y  los actores de países en desarrollo sólo tendrían que  aprender la forma más rápida y eficiente de recorrerlo.

La visión de STEPS reconoce en cambio que los caminos hacia el desarrollo sustentable son  diversos y algunas de estas alternativas posibles se construyen desde el sur global. En la visión de STEPS los caminos alternativos son impulsados  por diferentes actores y también involucran distintas tecnologías, acuerdos sociales, instituciones, etc. Cada uno de estos caminos pueden priorizar dimensiones diferentes del desarrollo, algunos con más énfasis en la equidad social, otros en la integridad ambiental, otros en el bienestar económico, etc. Por lo tanto, estas alternativas son reconocidas y valoradas de forma también diferente por distintos actores cuyos intereses y perspectivas muchas veces pueden entrar en conflicto.

Todos los centros que participan en la red STEPS comparten el interés por estudiar aspectos del desarrollo sustentable. Sin embargo, la diversidad de disciplinas, enfoques y problemáticas de estudio es uno de los mayores activos de la red. Podemos estudiar el desarrollo sustentable desde varios ángulos, incluyendo los aspectos políticos, sociales, económicos, científicos y tecnológicos.

A nivel internacional, esta iniciativa coincide con una serie de eventos globales sobre sustentabilidad y desarrollo, entre los que se encuentran: la definición de una nueva agenda de desarrollo sustentable post-2015 por parte de las Naciones Unidas y el lanzamiento de la plataforma Future Earth que busca crear una agenda de investigación hacia el desarrollo sustentable. En este ámbito, la construcción del Consorcio STEPS es una poderosa herramienta para contribuir a estas discusiones.

Desde el punto de vista de América Latina, nos encontramos en un momento particularmente significativo para la reflexión sobre caminos alternativos de desarrollo. La región ha experimentado un fuerte crecimiento económico durante la última década. Ello ha llevado, entre otras cosas, a una inversión creciente en las áreas de ciencia, tecnología e innovación. Sin embargo, este crecimiento también se asocia a viejos problemas de la región como  primarización de la economía y la persistente desigualdad al tiempo que genera  nuevos desafíos de sustentabilidad, como las dificultades para mitigar  los efectos de cambio climático sobre la región, el agotamiento de los recursos naturales, la creciente contaminación urbana y rural, y la seguridad alimentaria. Frente a estos problemas, los gobiernos de la región se han concentrado –influenciados por enfoques neo-estructuralistas- en la promoción de transformaciones tecnológicas que favorezcan el crecimiento de las exportaciones y la sustitución de importaciones. La visión neo-estructuralista sostiene que la tasa de crecimiento debe ser compatible con el equilibrio de balanza de pagos. Para lograrlo el cambio tecnológico y el aumento de productividad deben concentrarse en los sectores más dinámicos de la economía doméstica e internacional. Históricamente los sectores intensivos en recursos naturales han sido los que presentan mayor dinamismo exportador, y en la práctica la política pública  se ha orientado en gran medida a mejorar la acumulación de conocimiento y la incorporación de tecnología asociada a esa producción. La visión pragmática de los gobiernos de la región se edifica sobre la idea de que los ingresos públicos y las divisas que generan las exportaciones basadas en recursos naturales van a generar los recursos necesarios para diseñar políticas para el desarrollo y la inclusión.

Sin embargo, estas decisiones están generando costos económicos, ambientales y sociales: entre ellos: mayores asimetrías sociales y regionales; una creciente concentración de la riqueza; mayores riesgos de agotamiento de los recursos naturales y aumento de la contaminación ambiental sobre todo en las regiones productoras de recursos naturales. No es extraño entonces que hayan surgido varios conflictos sociales y disputas que desafían este modelo tecno-económico, al mismo tiempo que otros grupos sociales (incluyendo ONGs, grupos de investigación, movimientos sociales y empresas) intentan experimentar con alternativas tecnológicas y organizacionales.

Estas tensiones constituyen un llamado a repensar las opciones científicas y tecnológicas y discutir hasta qué punto las mismas refuerzan la trayectoria de desarrollo adoptada o si en cambio pueden contribuir a pensar nuevas opciones más sustentables. Esto significa retomar viejas preguntas de la sociología de la ciencia y tecnología tales como: qué conocimientos y tecnologías se producen, cómo se producen y quiénes pueden participar en su diseño e implementación. Inevitablemente debemos sumar a esto la pregunta sobre cómo van a afectar las tecnologías y conocimientos producidos al medio ambiente y en qué medida permiten construir formas de desarrollo sustentable.

En conjunto, esto significa reconocer que las elecciones científicas y tecnológicas y la dirección del cambio tecno-económico y ambiental no pueden quedar afuera del debate público. Son necesarias nuevas voces y nuevas visiones para pensar formas alternativas de desarrollo sustentable y democrático. Es aquí donde la noción de caminos alternativos de desarrollo sustentable puede brindar herramientas para analizar y promover alternativas viables e inclusivas. Por eso, un grupo de investigadores decidimos sumarnos al Consorcio STEPS y formar el Centro STEPS América Latina

con sede en el Centro de Investigaciones para la Transformación (CENIT) de Argentina.

Partiendo del enfoque de caminos alternativos para el desarrollo sustentable, nuestro desafío desde STEPS América Latina es renovar la discusión sobre desarrollo en la región, identificando y discutiendo cuáles son (y cuáles podrían ser) y qué características presentan los senderos alternativos en América Latina. Al mismo tiempo, buscamos enriquecer el pensamiento global que está construyendo el Consorcio STEPS, con los aportes conceptuales, las problemáticas y las experiencias de América Latina. Para lograrlo, estamos haciendo investigación comprometida sobre movimientos de innovación de base, ciencia abierta y colaborativa, recursos naturales y transformaciones productivas. 

Mariano Fressoli is an Assistant Researcher at Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) and researcher at Centro STEPS América Latina

Valeria Arza is an Associate Researcher at Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) and researcher at Centro STEPS América Latina

  • Google+
  • LinkedIn

Backchannels / Projects

Descriptions of current work—the makings and doings—of STS scholars across the globe. This includes individual work, as well as collaborations between / with academics, practitioners, and policy makers.